Honorarios

Recibimos en nuestras oficinas centrales proyectos de traducción e interpretación procedentes de nuestros clientes y traductores y agencias.

Por medio de nuestra base de datos compuesta por traductores y agencias, seleccionamos a aquellos que trabajan con esa combinación idiomática en particular, que están especializados en ese campo específico y en esa línea de traducción y que están disponibles, solicitándoles un presupuesto preliminar cerrado.

Si el cliente no acepta el presupuesto preliminar, hace una contraoferta. Si el traductor o la agencia aceptan dicha contraoferta, comienza el proceso de traducción. De no ser así, nos ocupamos de informar al cliente de que la contraoferta es inferior al precio de mercado para una traducción profesional y que, por tanto, es imposible obtener una traducción garantizada y profesional.